Consejos para cultivar flores en terrazas

Flores para terrazas

El cultivo de flores en macetas o jardineras es la manera perfecta de decorar una terraza. Sus flores durante muchas semanas le darán un toque de color incomparable a nuestros patios o balcones, y éstas solo requerirán ciertos cuidados. ¡Conozcámoslos!

Además si cultivamos nuestras propias flores podremos crear nuestros ramos de flores completamente personalizados. Si necesitas ayuda para hacerlo, en esta web nos ayudan a crearlos a través de unos consejos prácticos.

Todo comienza con la plantación de las plantas. Es importante que elijamos una maceta o jardinera equipada con orificios para el desagüe del agua y así evitar que ésta se acumule en ella. En los agujeros de drenaje podemos colocar una pequeña capa de grava o unos pocos fragmentos de cerámica. Si la maceta que hemos escogido es de terracota, lo que debemos colocar es una envoltura de plástico para evitar que desaparezca el agua por sus paredes.

Usa el mantillo apropiado

 Si por ejemplo estás plantando rododendros, azaleas o camelias, es preferible usar un terreno para plantas acidófilas. Y es que hay una gran diferencia entre un mantillo para plantas acidófilas que uno indicado para bojes, por ejemplo. Encontrarás más información sobre ello aquí.

La cantidad de mantillo que necesitaremos dependerá del diámetro de la maceta. Una maceta de 22 cm necesita 5 litros, una de 25 necesita 7, una de 28 necesita 10, una de 32 necesita 15, una de 37 necesita 25 y una de 42 necesita 33 litros.

Tamaño de las plantas

Otro detalle a considerar es el tamaño de las plantas. Coloca las más grandes en el centro de la maceta, para que éstas no tengan ninguna posibilidad de dominar a las más pequeñas. Puedes ser muy creativo con tus plantaciones, selección diferentes colores y tipos de plantas. Además de las flores más populares como las fucsias, las petunias o los geranios, también puedes plantar otras como rosas, lavandas, begonias o lirios.

¿Por qué no disfrutar de un mini jardín en nuestro patio?

Piensa que incluso muchas verduras y frutas se acomodan fácilmente al cultivo en maceta, como por ejemplo los tomates, las lechugas, las habas, las cebollas, los pimientos o los higos.

Fertilizantes: los nutrientes de las flores

Para crear ese mini jardín del que hablábamos tendremos que ayudar a las plantas a crecer bien, y para ello nada mejor que escoger nutrientes adicionales. Ten presente el tipo de planta que está creciendo, porque hay fertilizantes específicos para cada uno.

Compártelo en tu red social: