Cuidados de los bonsáis

Cuidados de los bonsáis

El bonsái consiste en el arte de cultivar cualquier tipo de árbol o de planta reduciendo su tamaño mediante algunas técnicas como pueden ser la poda o el trasplante y dándoles forma para darles un estilo de plena naturaleza.

¿Cómo cuidar un bonsái?

Estos árboles necesitan algún cuidado más que la gran mayoría de plantas que puedes ubicar en el interior de tu casa pero siguiendo algunas pautas deberías conseguir conservarlo. En primer lugar, en cuanto al riego, deberás tener en cuanta muchos factores para acertar. Lo primero de todo es revisar la especie del árbol, su tamaño y el clima en el que vas a plantarlo. Además, en lugar de regarlo todos los días, deberías revisar que el suelo se encuentre húmedo, sin dejar que nunca se quede seco y riega de forma abundante.

En lo referente al abonado, como suelen ser unos arbolitos que se plantan en tiestos pequeños, deberás fertilizar de forma periódica esta zona para que los nutrientes esenciales se repongan y tu árbol siempre cuente con alimento. Lo más interesante será utilizar abono recomendado para bonsái, pero si no puedes podrás hacer servir cualquier tipo de abono. En cuanto a la cantidad, sigue las instrucciones del paquete, y lo mismo deberías hacer con el calendario. Al decidir dónde ubicarlo, si puedes, deberías ponerlo al aire libre, en un jardín, terraza o balcón, con claridad, luz solar y temperaturas bajas, pero si debes de colocarlo en casa hazlo cerca de una ventana con luz y aire.

Requerimientos de los bonsáis de interior

Muchas personas piensan que los bonsáis son una planta de interior, pero esto no es así. La mayoría de bonsáis están pensados para ponerse fuera, expuestos a las estaciones como el resto de árboles. Las plantas tropicales y subtropicales si sobrevivirán dentro de casa a temperaturas altas y estables. Si quieres cultivar un bonsái dentro de casa, por tanto, mejor elige alguno de tipo tropical, como el de ficus o la Crassula. Los bonsáis no tropicales probablemente morirán en el interior porque necesitan de un período de inactividad, como el invierno. Si la temperatura y la luz no disminuyen durante varias semanas el árbol nunca podrá entrar en este estado latente.

En cuanto a los cuidados que se deben de dar a los bonsáis de interior destaca que se les debe aportar mucha luz y también mucha humedad. Será interesante ubicarlos en una ventana que esté orientada hacia el sur, por ejemplo. Si esto no es suficiente, puedes ayudarte de iluminación artificial como fluorescentes para conseguir que tu planta se mantenga saludable. La humedad también debe ser alta y para ello se pueden utilizar bandejas con agua o pulverizar directamente agua sobre el árbol. En lo referente al riego, se debe revisar y regar cuando sea necesario, sin dejar que el agua se seque. En cuanto a la temperatura, los bonsáis tropicales o subtropicales sobrevivirán en tu casa sin problemas.

Conoce los bonsáis ficus

Los ficus son un árbol que se puede encontrar en las regiones tropicales de todos los continentes y que pueden llegar a hacerse enormes. Los bonsái ficus son miniaturas de éstos, y se utilizan en bonsái en muchos casos para poder crear atractivas miniaturas con muchas raíces aéreas de estos famosos árboles o para obtener miniaturas con raíces sobre la roca. 

Las hojas de estas especies suelen tener una punta afilada y sus troncos una corteza lisa y gris. Deberás tener cuidado porque la planta que se utiliza en los bonsái de Ficus Ginseng es venenosa para las mascotas, pudiendo ocasionar algún problema con tus animales domésticos, sobre todo si deciden ingerir sus hojas, así que los bonsái de este tipo deberán ubicarse lejos de perros y gatos.

Algunos detalles de los bonsáis olivo

Los bonsáis olivo pueden utilizar las variedades que se dedican al cultivo, pero no será sencillo obtener frutos aunque se emplean algunas especies que sí desarrollan unas hojas muy pequeñas. También se aprecian otras características como aquellas que denoten edad y suelen ser árboles que enraízan con facilidad y son fuertes, siendo por ello muy interesantes para utilizarse como bonsái.

El conocido bonsái de guayacán

El guayacán es un árbol muy conocido en Centro y Sudamérica y es muy frondoso y redondeado con flores amarillas o rosas. Se trata de un árbol con un bonito aspecto ornamental y que hacen una madera muy fuerte. Es un árbol que crece lento pero que se puede utilizar como bonsái. Ubicarlo al aire libre, donde recibirá mucho sol también servirá para reducir el tamaño de las hojas notablemente.

Cómo podar un bonsai

La poda es uno de los aparatados más importantes para conseguir que nuestro bonsái pueda lucir un aspecto bonito y pueda disfrutar de una buena salud. Para realizar esta poda, es importante usar una técnica adecuada y lo más importante, usar siempre herramientas de calidad que nos puedan garantizar que el trabajo sea el adecuado.

Pasos para podar un bonsái

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el bonsái debe ser podado cuando realmente lo necesita y no cuando nos apetezca. Por ejemplo, puede ser un buen momento cuando comencemos a observar que están creciendo brotes largos que no tienen forma y están reduciendo la belleza del bonsái .

Para realizar los cortes de los brotes largos, tienes que elegir las tijeras adecuadas . Si no dispones todavía de ellas, lo mejor es que las compres lo antes posible. Echa un vistazo a este experto análisis y te podrás dar cuenta de cuales son las mejores tijeras para podar.

Si las ramas son bastante largas, te recomiendo usar una podadora cóncava . Gracias a esta sencilla herramienta conseguirás que el corte sea lo más profesional posible y en consecuencia los daños al árbol sean los menores posibles. Recuerda, si el corte no provoca muchos, el bonsái se recuperará del corte en muy poco tiempo. De aquí que vuelva a repetir que siempre se necesitan herramientas profesionales para podar el bonsái .

Es muy importante que a la hora de realizar el corte de la rama hagamos algo de hueco. De esta manera evitaremos cortar otras ramas por error. Solo aprieta para cortar cuando estés seguro de que el corte es el que deseas. Si tienes problemas para realizar un corte limpio, elimina buena parte de la rama. Y una vez cortada, tendrás acceso al resto de la rama para poder hacer un corte preciso que no dañe al bonsái .

Tras realizar el corte, te recomiendo sellar la herida con una pasta selladora . Esta pasta evitará que puedan entrar con facilidad enfermedades al bonsái , a la vez que lo ayudará a cicatrizar la herida con mayor celeridad. La pasta podrá ser de cualquier marca, pero te recomiendo que sea de calidad para evitar que el bonsái se pueda poner enfermo por realizar un tratamiento en malas condiciones.

Una vez sellada la herida, tendrás que ver si el bonsái necesita de nuevas podas o con ese corte ha sido suficiente por hoy.

Y recuerda mirar si el bonsái cuenta con la humedad necesaria o necesita de un pequeño riego para mantener el sustrato con la humedad necesaria.

Compártelo en tu red social: